fbpx
Barros Arana 1098, Of. 1705, Concepción · (41) 2462278 · ventas@urbani.cl

¿Sufriendo con el Cambio de Hora? ¡Te ayudamos a Superarlo!

¿Sufriendo con el cambio de hora? ¡Te ayudamos a superarlo!

por Valentina Basualto

 

El pasado sábado 6 de abril se produjo el habitual cambio de hora. En esta oportunidad atrasamos nuestros relojes 1 hora con el fin de salir con luz por las mañanas. A algunos les gusta, otros ni lo notan, mientras que muchos sufren intentado adaptarse al cambio. Esto se manifiesta por ejemplo con decaimiento anímico, mucho o poco sueño, problemas estomacales, entre otros.

Quienes más sufren son los niños y adultos mayores, ya que son los que tienen sus horarios muy marcados. Pero no te preocupes, a continuación, ¡te daremos algunos tips para que puedas superarlo!

1.- ¡Mantente en movimiento!

El ejercicio y el deporte siempre nos ayudan a sanar. Está comprobado que incluso media hora de ejercicio (como una caminata rápida) puede regularizar tu mente y organismo.

2.- La vitamina D es clave

Esta la obtenemos del sol y es capaz de darnos la energía que necesitamos, así que, ¡procura exponerte al sol lo más que puedas y absorbe la vitamina! (siempre utilizando bloqueador solar, aunque esté nublado).

3.- Duerme lo que puedas

Aunque sean tiempos cortos, tómate algunos minutos de relajación durante el día para volver a alinear tu sueño.

4.- Vuelve a la oscuridad

Esto te ayudará a regular tu reloj biológico. Durante todo el día estamos expuestos a luz artificial constante con los televisores, computadores, celulares, etc., así que cuando llegues a casa y comiences tu ritual para dormir, procura apagar los dispositivos electrónicos para que tu cerebro asimile que es de noche y pueda descansar.

5.- Aprovecha cada tiempo libre

Disfruta tu fin de semana y ratos libres que tengas, para pasar más tiempo al aire libre. Acampa, organiza picnics o simples caminatas y conéctate con la naturaleza para sanar tu cuerpo y mente.

Con estos simples consejos, podrás mejorar tu calidad de vida 🙂 ¡Inténtalo y cuéntanos cómo te fue!

por Valentina Basualto