Día de la madre sin estrés

Como cada año en mayo, se acerca el día de la madre, aquel día en el cual todos queremos ser buenos hijos y regalonear lo más posible a quien ha dado tanto por nosotros. Pero en ocasiones no es fácil planificar aquel día especial entre tanto ajetreo diario, trabajo, cuidado de la casa hijos y el sin fin de tares que cada día realizamos, en ése contexto, un día tan bonito comienza a ser un estrés …. y ahí, “mala cosa”.

 

Es necesario entonces recapitular que el día de la madre es un día pensado para compartir, para reencontrarse y disfrutar de estar juntos, y que no debe ser sinónimo de gastos y regalos caros que no podemos costear, debemos recordar que amar no es lo mismo que un regalo caro, amar no significa endeudarnos en aquello imposible de pagar, amar no es ir toda la tarde al mall lleno de gente, ¡amar no es eso!


Si acaso no queremos llegar con las manos vacías ése día, seamos creativos, y no regalemos algo más que ya tenga, porque si somos racionales, ¡lo más probable es que nuestra mamá ya tenga de todo!, entonces, un regalo hecho con cariño, con sentido y dedicación, es lo más bienvenido para el corazón.


Te damos unos tips de tres regalos súper fáciles de confeccionar, con poco dinero podrás demostrar que la adoras y que pensaste en ella al hacerlo y añadirle un sentido especial, ¡esperamos sean de inspiración y que te animes!

 

Regalo 1: Lienzo en crucigrama

 

 

Materiales:

  • Un lienzo en blanco pequeño o mediano, lo venden en librerías o lugares de materiales artísticos.
  • Lápices de fijación permanente, de diferentes colores, incluyendo uno negro, un lápiz mina y goma de borrar.

 

Elaboración:


Tomamos el lienzo, y lo dividimos con tres líneas verticales usando el lápiz mina.
En la primera línea de la izquierda, escribimos el nombre de nuestra mamá de arriba hacia abajo, (como escriben los orientales), intentando cuadrar la primera letra arriba y la última de abajo, de forma armónica.


Luego, pensemos en palabras que describan o alaguen a nuestra mamá y que incluyan una letra del nombre de ella, ya que al escribir la palabra en modo horizontal, ésta se cruza con el nombre vertical, formando así, un crucigrama.

Una vez que lo tenemos listo, repasamos el nombre en negro, y el resto de las palabras en diferentes colores, para crear un cuadro colorido y entretenido, que adorne cualquier lugar de los espacios de mamá. (no olvides borrar aquello escrito con lápiz mina).

 

Regalo 2: Frasco del cariño y buenos deseos

 

 

Materiales:

  • Un frasco con tapa, estilo “conservero”.
  • Papeles de cartulina de color de diferentes tonos (al menos tres) o un estuche de cartulina española. (la venden en librería por ése nombre).
  • Una tijera.
  • Etiquetas adhesivas.
  • Plumón negro de color punta fina, para escribir la etiqueta.


Elaboración:

 

Con paciencia y recordando a tu mamá en cada momento, recorta 365 papelitos de 3x4 cms aproximadamente, y en cada uno, escribe un concepto o mensaje corto, para que así cada día, ella saque un papelito y al leerlo te recuerde y recuerde tú amor hacia ella.
Este regalo es perfecto para quienes tienen a su mamá lejos o no la ven tan frecuentemente.

 

Regalo 3: Taza personalizada

 

 

Materiales:

  • Una taza o Mug blanco o de un solo color, ojalá de un tono suave.
  • Lápiz negro indeleble o permanente, marca Sharpie o similar (lo encuentras en cualquier Librería).
  • Quita esmalte.
  • Algodón.

 

Elaboración:

 

Limpia el tazón con un algodón empapado en quita esmalte, así eliminarás residuos de grasa de tus propias manos y cualquier suciedad que éste contenga.
Imagina un diseño o mensaje que deseas escribir en el tazón, y escríbelo con el lápiz permanente, si acaso te equivocas o deseas borrar algo, utiliza el algodón con quita esmalte, la idea es que sólo queden tus mensajes o diseño en el tazón.


Precaliente 5 minutos el horno a 200” grados, y luego, con mucho cuidado, introduce el tazón decorado en el centro del horno. Mantén la temperatura durante 30 minutos, luego apaga y espera a que enfríe, tu tazón estará listo para ser usado y lavado muchas veces por tu mamá.

 

Esperamos te hayamos inspirado y si te parece, mándanos tú foto del regalo que hayas hecho, seguro quedará precioso, ¡anímate!

María José Ballester. Psicóloga, #AhoraPuedo.